Los aeropuertos y la inspiración, ¿Qué es lo que motiva a escribir en estos lugares?

Actualizado: 29 jun

Mis lugares favoritos para escribir siempre han sido los aeropuertos y los cafés. Es inevitable para mí sentirme inspirada cuando estoy en estos sitios, y todavía no entiendo el por qué. Me gusta observar a las personas pasar mientras avanzan con prisas hacia su destino, imaginando cuáles serán sus historias o las vidas que llevan.





Gran parte de mi novela, Otros Aires, la escribí en diferentes aeropuertos, en donde la inspiración desbordó por mis dedos, imprimiendo una línea tras otra en el papel.

Este hecho me hace preguntarme, ¿Qué hace de los aeropuertos o los cafés puntos de inspiración? ¿Me sucede solo a mí, o hay otras personas que logran inspirarse de igual forma en estos sitios?


¿Por qué el aeropuerto se convierte en un lugar de inspiración?



Ante la duda sobre si otras personas compartían mi fijación por aeropuertos para escribir sus historias, no pude evitar preguntarme, ¿Qué hace de este lugar uno ideal para llenarse de inspiración? Durante un poco de meditación, me di cuenta de que los aeropuertos son un centro de encuentro, de nuevos destinos e historias que están por comenzar.


Es por ello que es inevitable observar cómo las personas desbordan en emociones, ya sea al despedirse de seres queridos, a quienes no verán por mucho tiempo, o al reencontrarse con ellos.

Hay tantos misterios ocultos en esas caras de diferentes matices, que muestran verdades a medias o completas, que consiguen cautivar el interés de aquel que busca una historia que contar.


Creo que los aeropuertos son un lugar tan especial para mí porque me permiten conectarme con otras personas, de una manera u otra. Y, como escritora, me siento obligada a intentar descifrar esos secretos que se ocultan detrás de cada mirada, de cada gesto o palabra. De esas lágrimas antes de abordar el avión, o al bajar de él y ver a la única persona que pueda hacerlo o hacerla sentir de esa manera.


¿Qué hay de los cafés?




Los cafés son muy parecidos a los aeropuertos, están llenos de personas que interactúan y viven sus propias historias. También es posible conectar con ellos y ver diferentes emociones presentes en el lugar, y vivir la cotidianidad que estos mismos experimentan.


Es por esta razón que los cafés me permiten inspirarme de una forma que no puedo explicar. Además, son locaciones muy tranquilas, con pocas distracciones y en los que puedes relajarte para organizar mejor tus ideas. Todo esto, acompañado de una buena merienda, lo convierte en un sitio casi perfecto.





Entonces, ¿Qué es lo que realmente hace a un lugar inspirador?


No creo que haya un factor determinante que haga de un sitio un lugar absoluto de inspiración. Yo encuentro lo que necesito en aeropuertos y cafés porque me permite estar en contacto con las personas y sus sentires.


Sin embargo, no debes limitarte a buscar espacios en los que otros han conseguido inspirarse, en cambio, prueba, indaga, explora y encuentra ese sitio que te haga sentir en paz e inspirado.

Después de todo, cada cabeza es un mundo, y nuestros sentires están ligados a nuestra forma de ser. Pero, si hay algo que es cierto, es que existe un lugar en el que podrás encontrar ese impulso para relatar tu propia historia, esperando a que lo ocupes.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo