10 razones para no enamorarse de un escritor

Actualizado: 29 jun

¿Te imaginas tener una relación llena de frustraciones y dramas innecesarios? Bueno, enamorarse de un escritor es básicamente esto, aunque tal vez peor, más que nada, por como suelen llevar la vida en pareja.


Y es que estos se apegan tanto a sus manías creativas que puede llegar a ser desesperante entenderse con ellos, sin importar lo que intentes.


Pero abandonando un poco el lado negativo, tratemos de ver este hecho con un poco de humor. Además, por si no ha quedado claro lo tragicómico que esto puede llegar a ser, te traigo un recuento de 10 razones para no tener un noviazgo con un escritor.



1.- Necesita aislarse para crear

Los escritores enamorados desaparecen casi por arte de magia cuando necesitan crear su obra maestra, el producto de sus emociones amasadas durante el día. Es decir, puedes estar completamente sola/o mientras este proceso creativo termina, y ya sabrás tú cuánto tiempo durará.


2.- Tu compañía obligatoria por las noches

Eso sí, no dejará de visitarte por las noches porque ¡Sorpresa! No le gusta sentirse solo durante el tiempo en el que no está haciendo nada. Lo que te convierte en una musa ocasional o una especie de alivio a su momentánea sensación de soledad.




3.- Te amará a su manera

Enamorarse de un escritor implica que este te adorará con locura, todo el tiempo y a todas horas, con una intensidad demencial. ¿Qué hay del espacio personal? Nada de eso, este te amará a su manera, aunque no sea lo que necesitas en tu vida.


4.- Querrá ilusionarte muy deprisa

Otra negativa de los escritores enamorados es que buscaran ilusionarte a toda prisa, te prometerán la luna, la noche eterna, la inmensidad de un amor que, evidentemente, no pueden mantener. El resultado es una caída estrepitosa.


5.- El papel y la tinta van primero

Que no se te olvide que la prioridad del escritor enamorado siempre será sus proyectos de vida, sus escritos y sus personajes. Estará atado a este compromiso gran parte de su tiempo, en lugar de vivir la vida contigo.




6.- ¿Escribe siempre sobre ti? ¿O es para alguien más?

¡Qué hermoso este poema! Espera, ¿Esto es sobre mí o es acerca de alguien más? Déjame contarte que no lo sabrás, y aunque él pueda jurar que sí, siempre quedará esta duda plasmada en tu mente. Así que puedes ir anotando otra frustración por enamorarte de un escritor.


7.- ¿Problemas de pareja? ¡A escribir!

Todas las parejas tienen inconvenientes, unos más grandes y otros más pequeños. Pero no hay nada que no pueda solucionarse hablando, ¿Verdad? Enamorarse de un escritor implica dejar los conflictos en el aire mientras él se desahoga con papel y tinta para luego olvidarse del tema.





8.- Tienden a ser poco realistas

Los escritores están con un pie en las nubes, mientras su corazón se encuentra en las nebulosas y dejan únicamente un pie sobre la tierra. En definitiva, tienden a ser poco realistas, por lo que muchas veces no entienden o no se toman en serio situaciones que para ti son importantes.


9.- Tienden a cambiar de ánimos rápidamente

Como si se tratase de un rayo que los acaba de golpear, pueden pasar de la amargura a la felicidad, de la excentricidad a la tristeza en pocos momentos.


10.- No puede hablar de cosas banales

A veces no está mal hablar de cosas cotidianas, que no son transcendentes y que también forman parte de nuestra realidad. Para un escritor hablar de estos temas es considerado una pérdida de su tiempo.

300 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo